ARMANDO GONZÁLEZ ESCOTO

Camino de los Colomos

11 de octubre de 2015

La célebre romería de Zapopan vuelve a usar una ruta que por 217 años fue la habitual para esta celebración, con una sola excepción, cuando el colapso de uno de los puentes de dicha vía hizo que la romería se realizara por el camino más antiguo de Zoquipan, en 1936.

 

En efecto, de 1734 a 1951 la llevada de la Virgen, apenas saliendo de la ciudad, pasaba de la garita del Carmen, en la actual confluencia de las calles Juan Manuel e Independencia, a la garita de Zapopan, en las inmediaciones del Lienzo Charro Ignacio Zermeño, cruzando un amplio campo llamado el Algodonal, hoy barrio de Santa Teresita. De la garita de Zapopan el camino seguía un ascenso suave y sinuoso atravesando la Hacienda de la Providencia, lo cual suponía cruzar por lo menos tres arroyos, que crecían bastante en tiempo de aguas, razón por la cual el obispo Martínez de Tejada mandó construir tres puentes para facilitar el paso hacia la pequeña aldea de Zapopan.

 

Desde el inicio de la tradición y hasta 1938, la imagen de la Virgen salía del templo de Santa Teresa, y seguía la calle de Morelos hasta alcanzar la primera garita mencionada arriba. Después de ese año, siempre por motivo de la cada vez mayor concurrencia, la imagen saldrá de la Catedral, para tomar la avenida Juárez-Vallarta, y luego seguir hacia el norte por la avenida Unión, hoy Américas, tomando el camino de los Colomos a partir de la actual glorieta Colón.

 

Durante el periodo de persecución a que esta inmemorial tradición estuvo sometida, es decir, de 1867 a 1937, se producirán innumerables variables, no obstante las cuales, siempre hubo una romería a Zapopan, incluso en los tres años que duró la suspensión de cultos, o sea entre 1926 y 1929.

 

También es importante señalar que la romería de Zapopan, por lo menos desde 1748 y hasta 1952, se tuvo casi invariablemente el 5 de octubre, hasta hacer de esta fecha la más importante del calendario tapatío, religioso y civil, tan respetable que cuando el rey Carlos IV modificó la lista de los días oficiales de asueto de la Nueva Galicia, mantuvo el día 5 de octubre como fiesta de guardar.

 

Aunque ya había habido una romería en 12 de octubre, en 1951, no será sino hasta el año de 1953 que se fije esta fecha como el día en que invariablemente se regresa la imagen de la Virgen a su santuario, como hasta la fecha.

 

1952 fue el último año en que la romería se tuvo en 5 de octubre y el primero en que se realizaba por una nueva ruta, la Calzada de Zapopan, posteriormente llamada avenida Ávila Camacho. Este nuevo camino disponía de ocho carriles, carecía de camellón central y entroncaba con la avenida Alcalde que había sido, para el efecto, ampliada, de forma que ahora la catedral de Guadalajara y la basílica de Zapopan quedaban perfectamente vinculadas. Prácticamente se trataba de un camino hecho para esta celebración, ya que por esos años Zapopan era una villa tan pequeña que no hubiese requerido de semejante carretera. La iniciativa fue del gobernador Jesús González Gallo.